PSICOPEDAGOGÍA DESDE UNA MIRADA PSIQUÍATRICA

Publicado en por Heylis Thompson psicopedagoga

d53.gif

 

 

El rol psicopedagógico en el equipo El aprendizaje es un proceso que nos permite la continua adaptación al mundo en el que vivimos, se trate de procesos formales o no formales. A lo largo de toda la vida, el aprendizaje puede verse afectado por alteraciones primarias o secundarias, consecuencias de otros trastornos (neurológicos, psiquiátricos o psicológicos). Por eso, el tratamiento de las dificultades de aprendizaje requiere de un adecuado diagnóstico psicopedagógico, que permita identificar si se trata de una alteración específica (como la dislexia, la digrafía o la discalculia) o de un afectación consecuente de otro cuadro (como trastornos de atención o depresión). Desde esa base se inicia el tratamiento psicopedagógico con la modalidad recomendada para cada caso, en permanente contacto con ámbitos de desarrollo de la persona como la familia, la escuela y el trabajo.


Evaluación diagnóstica.

Inserción escolar.

Estar en permanente contacto con el colegio.

Orientar y ser un apoyo permanente al profesorado.

Ser interlocutora válida para psiquiatra tratante.


Tratamiento y Metodología de Intervención Dada la complejidad y variedad de trastornos del Aprendizaje es que se requiere para su tratamiento de un equipo Multiprofesional: Psiquiatras, Psicólogos, Neurólogos, Psicopedagogos, Profesores.  El equipo requiere de una permanente coordinación y retroalimentación de información respecto del proceso. El tratamiento implica el desarrollo de estrategias de intervención en cada uno de los diferentes niveles que estén alterados.
Tratamiento psicopedagógico orientado a estimular áreas deficitarias y reforzar las funciones que están sanas para compensar.

Desarrollo de hábitos de estudio y motivación por el aprendizaje.


Orientación a los padres respecto del tratamiento, duración, evolución y adecuación de las actitudes.

Estimular la permanencia del menor en el colegio y un curriculum adecuado a sus características. Si esto fracasa plantear un posible cambio de establecimiento.


El tratamiento suele ser prologado (6 meses a 2-3 años). Puede reinstalarse nuevamente más tarde en la adolescencia.


El tratamiento precoz, intensivo e individual es el más eficiente. Pronóstico: Es variable. Depende de:

• CI

• Severidad del trastorno.

• Oportunidades de rehabilitación.

• Edad de diagnóstico.

• Interés de los padres en la educación de sus hijos.

• Nivel socio-económico.


Los trastornos del aprendizaje tienden a persistir en la vida adulta El tratamiento oportuno permite compensar las dificultades y disminuir su impacto.

 

Etiquetado en Tips para Crecer

Comentar este post